top of page

Una limpiecita de vez en cuando

El día de ayer domingo me sentía terriblemente cansada y pues dije voy a dormir toda la tarde para recuperar fuerzas pero Oh Sorpresa!! ya no quepo en la cama :S no se a cuantos les ha pasado pero al menos yo generalmente tengo mi cama diagramada de una forma específica (es decir jamás la ordeno por falta de tiempo) usualmente lavo mi ropa, la seco y la vengo a tirar a la cama y eventualmente la guardo o mejor no porque es más facil escogerla desde la cama (muajajaja) sin embargo hace como 3 días q traía una “tanda” de ropa me di cuenta q ya no cabía porq sino me iba tocar dormir en la alfombra así que tire la ropa alli (q pena pero ni modo antes era una niña ordenada jaja).


De repente la haragana de la Yenny agarrando ropa de la alfombra para salir, buscando el “blumercito” en la alfombra en la montaña que estaba allí y pues me valió pero ayer dije no ya basta parece la ropa sucia y no la limpia (es decir quien guarda su ropa limpia en el suelo? jaja Yoooo) en fin me dije a mi misma: Mi misma ordena tu cuarto ya por favor!!


Dormi primero obviamente y luego me iba levantar hacer eso, en realidad solo Dios sabe de que manera logro acomodarme en mi cama con tanta cosa pero creo que cuando uno tiene tanto cansancio y sueño es capaz de dormir en el filo de un cuchillo. Pero dejenme compartirles este (lindo) diagrama para que se hagan una idea de los espacios bien distribuidos en mi cama. Yo se que todos debemos tener alguno talvez no con los mismos elementos pero bueno veanlo y sigamos con esto más abajo.




Como podrán haber visto si es que les dió la gana de verlo me acomodo como puedo porque hasta el infeliz de mi perro exige su espacio y me ladra bravo si lo intento mover, claro para el es una gran onda esa “pared de ropita suavecita” en mi cama y hasta siente un refugio pero yo tengo q ver como me acomodo y he allí cuando la Yenny amanece con aquel dolor de columna o de cuello y todavía se pregunta si habrá dormido mal. Pero pues este no es el punto central sino que me levanté y puse en marcha mi plan de ordenar el cuarto.


Yo tengo una teoría para cuando ordenamos el cuarto y lo comparti en el muro en mi FB ayer pero la detallo acá en mi blog:





1. Te das cuenta que tenías ropa q no ocupabas sin embargo la arreglas y decis hoy si me la voy a poner. Sinceramente (bueno generalmente las mujeres) casi siempre guardamos ropa casi q desde bachillerato con aquella fe abnegada en que nos va volver a quedar y somos incapaces de darnos cuenta que nos graduamos hace años (7 en mi caso) y jamás (a menos q el Señor Jesus se apiade de mi o tenga un amorío con un cirujano plástico) voy a volver a tener ese mismo cuerpo, pero siempre nos engañamos y vamos guardando esa ropa y después no tenemos espacio para tanta cosa. Lo peor es que siempre decimos q no tenemos nada q ponernos y obvio si lo q mas tenemos no nos queda jajaja. Así que pues resignada (debido a q no es facil tener un amorío con un cirujano acá y si algún cirujano lee esto pues contactase conmigo para canjear este amorío y rescatar mi cuerpo perdido jajaj) saque esa ropa para regalarla a algún alma q tenga el cuerpo q yo alguna vez tuve jaja.

Y lo mismo con el montón de zapatos que hasta decís ihhh acá estaban veee hoy si me los voy a poner y por lo menos a mí me ha pasado ya varias veces que cuando me digno en ponermelos solo a que se me “destartalen” las suelas y las deje en algún lado perdiendo todo el glamour ya que los zapatos de tanto estar guardados se arruinan jajaj. No se como les va a los hombres en esto pero no creo que sea tan extremo como nosotras.

2.Encontras todos los aritos perdidos o algo específico q ya te habías dado por vencido. Creo que todas las veces que ordeno encuentro los pares de mis aritos, los pares de mis zapatos, los pares de mis calcetines, en fin todas esas cosas q cuando venis solo tiras en algún lado y jamás ordenas solo cuando ordenas logras poner juntas aunque al siguiente día te pongas los aritos y los volvas a dejar aventados en algún lado. No pueden faltar las “coras” que encontras y los “centavitos” y los agarras polvosos y guardas en tu cartera porque “siempre sirven para algo”.

3.Tu cuarto se ve mas espacioso pero te tardas una vida ordenandolo y a los dos días vuelve a la normalidad. Empecé a ordenar mi cuarto a las 6pm y he terminado hoy lunes a la 1am y no puedo creer cuanto te tardas en ordenarlo, sacas todo el polvo que noche a noche te tragas felizmente y q eventualmente sale con alguna flemita haces una limpiecita, barres, trapeas y cuando has terminado (con un rico dolor de espalda y toda sucia) te das cuenta que tu cuarto no es tan pequeño como parece, se ve más grande de como estaba desordenado y decís hay que bonito mi cuarto (lastima que este evento dura las veces q ordenas el cuarto q en mi caso es como el “friyito” en mi país que es como 2 o 3 veces en el año jaja)

4.Es incomprensible como se van tantas cosas abajo de la cama. Definitivamente es una de las cosas mas inexplicables del mundo, te das cuenta que así como dicen que cada cabeza es un mundo pues cada cama de las personas lo es tambien, ya sentis que hay cosas q tienen vida propia abajo y con un gran miedo las vas sacando poco a poco. Vas hallando monedas, pichingas, restos de algo, papeles, la factura q no hallabas, el tapon de algo, un lapicero, un vaso y por supuesto encontré mi “llina” rosada con puntitos blancos que en su momento culpe a mi perro de haberla ido a tirar a algún lado y pobrecito el no fué sino que mi cama se la tragó jajaj.


En conclusión esta es parte de mi teoría al ordenar el cuarto supongo que puede que la compartan o tengan la suya pero que bueno que hagamos una limpiecita de vez en cuando. Solamente u.u


Комментарии


bottom of page